Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Compartimos información sobre el uso del sitio web con partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Cádiz
Basta pasar apenas unas horas en la playa de Santa María del Mar, en Cádiz, para darse cuenta de que en este pequeño rincón se viven a diario cientos, o quizás miles, de historias. Cada una diferente, cada una con un protagonista, cada una con sus formas y sus maneras. Es, a buen seguro, uno de los lugares de Cádiz más entrañables para los amantes del mar. Es, a fin de cuentas, una playa con infinitas historias.
 

Al amanecer, a media mañana. a la hora del almuerzo, cuando el sol pega con fuerza, cuando el Levante molesta en otros rincones, al atardecer, al anochecer... a cualquier hora, en cualquier momento Santa María del Mar -para unos la playita, para otros la playa de las mujeres o la de los corrales, cualquier definición vale- es un lugar de encuentro para todo tipo de personas.
 

Allí es fácil encontrarnos desde el bohemio que elige este lugar para leer un libro hasta el surfero más radical, aquel al que las olas y el frío no le impresionan ni en el mes de diciembre. También es lugar de citas, al amanecer y al atardecer. Lugar para quedar con los amigos mientras divisamos desde arriba como otros surcan las olas. Un espacio para relajarse, para andar, para disfrutar, para comer, para saltar, para jugar... para todo, para todos.

Santa María del Mar se ha ganado a pulso convertirse en uno de esos rincones que despiertan pasión. Estemos allí o estemos a cientos de kilómetros de distancia.

Por ello, hoy traemos aquí un trocito de Santa María. Estas imágenes y el vídeo que acompaña esta información fueron realizadas en la tarde del pasado 30 de diciembre, un día elegido al azar pero que refleja buena parte de lo que podemos encontrar en este rincón. Otro día, quizás, encontremos historias muy diferentes, porque Santa María del Mar es una playa con infinitas historias.