Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Compartimos información sobre el uso del sitio web con partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Tarifa

Tarifa es sin duda la meca del kitesurf y lo es gracias a su situación geográfica. Su costa presume de vientos que reúnen las condiciones para la práctica del kitesurf. La velocidad del viento, presente casi todo el tiempo gracias al efecto Venturi, hace que los principiantes pueden aprender con líneas cortas, porque no se les va a caer la cometa por falta de viento. Mientras que aquellos con mayor experiencia o que se sienten más cómodos con las líneas más largas podrán practicar a su antojo y además siempre tendrán magnificas olas en las que demostrar sus habilidades. 

Los vientos más habituales son el de Levante y el de Poniente. El primero procede del Este y sopla offshore (de tierra a mar) y fuerte, provoca poca ola por lo que es mejor para iniciarse. Mientras que el segundo, procedente del Oeste, es más suave, requiere el uso de cometas medianas o grandes y es mejor para practicar saltos o tructos.

La profundidad de las aguas de Tarifa también hace de este enclave un lugar ideal para aprender los principios de body dragging de forma segura. La técnica del body drag, arrastre del cuerpo, consiste en dejarse llevar por la cometa sobre el agua sin utilizar tabla. Esta técnica es imprescindible para poder dirigir bien la tabla una vez se haya aprendido como manejar la cometa para controlar la dirección y los movimientos. En aguas poco profundas los principiantes corren el peligro de salir del agua llenos de rasguños causados al chocar alguna parte del cuerpo con el fondo marino. En Tarifa no hay este peligro, y además las aguas presentan las condiciones perfectas de oleaje y movimiento para preparar bien a los principiantes a manejarse en este tipo de situaciones. 

Los aficionados se reúnen en un sinfín de spots, como la Playa Río Jara, Playa de Dos Mares, Playa de Arte Vida, la de Valdevaqueros, o la de Los Lances. Ésta última playa es sin duda la preferida para la práctica del kitesurf, ya que es una playa de arena sin obstáculos ni rocas y goza de una buena extensión de 8km con dos zonas bien diferenciadas, una para bañistas y otro para la práctica de actividades. 

Una de las pocas escuelas certificadas a pie de playa es Radikite, que cuenta con 10 años de experiencia en la enseñanza de kitesurf. Su responsable, Javier Gil, nos introduce en la mecánica de los cursos:

“Nosotros planteamos tres bloques de aprendizaje. Uno es en tierra, para conocer el material, el montaje, los sistemas de seguridad y la teoría. A partir de ahí, hacemos ejercicios de vuelo de cometa en la arena. El segundo bloque es el body drag . Consiste en arrastrar el cuerpo sobre el agua, sin tabla, usando la potencia de la cometa, para entender la fuerza del viento en tus carnes. En el tercer bloque, ya nos subimos sobre la tabla”.

Tarifa es ideal para todos, desde niños de 11 o 12 años hasta adultos iniciándose en el deporte o con mucha experiencia. Nunca les faltarán olas y el viento los acompañará constantemente.

 

RESERVA DESDE AQUI TU HOTEL EN TARIFA CON LA GARANTÍA DE BOOKING

Reserva aquí tu hotel al mejor precio con la garantía de Booking

Booking.com