Tarifa
No cabe duda de que el viento es uno de los fenómenos meteorológicos que más rechazo produce en cualquier época del año y más aún durante el verano. Sin embargo, hay localidades, como Tarifa, que han sabido afrontar de frente lo que para muchos es un problema hasta convertirlo en un aliado.


Tarifa es, seguramente, uno de las localidades donde más días sopla con fuerza el viento de toda España. A priori, de cara al turismo, esto supondría un duro hándicap, al igual que puede suponerlo en cualquier zona hotelera.
Sin embargo, la realidad es bien diferente. Cuanto más sopla el viento, más turismo recibe Tarifa. Eso sí, no es un turismo al uso, sino específico. Es el turismo que traen los deportes náuticos relacionados directamente con el viento, como pueden ser el windsurf o, mucho más, el kitesurf.
Prueba de ello es la reciente cita mundial que se ha celebrado en sus playas o la presencia continuada en esta tierra de la múltiple campeona Gisela Pulido, que hace ya muchos años que convirtió esta localidad en su lugar de residencia.
Pero no sólo es el deporte el que le ha traído beneficios a Tarifa a través del viento. También se ha convertido en una de las localidaes españolas con más aerogenadores por hectárea. Una energía limpia que es todo un ejemplo.
El viento y su localización, a los pies del Estrecho, deja también ver curiosos espectáculos desde el mirador situado en el puerto del cabrito, con esas nubes que se funden con el mar o que desfilan a media altura del monte Musa.