Villaluenga

Aquí, bajo la atenta mirada de la población más elevada de la provincia de Cádiz, se encuentra una de las simas más emblemáticas y enigmáticas de este territorio de cuevas y oquedades, la Sima de Villaluenga.

GALERÍA DE FOTOS

 

Localizada en la bella y verde Manga de Villaluenga, en estos días de copiosas lluvias se muestra espectacularmente activa, actuando de sumidero de gran parte de las aguas que concentra el espacio natural con el mayor índice pluviométrico de España, la Sierra de Grazalema.

Territorio reservado a espeleólogos, acercarse a ella a través del camino que parte desde el pueblo es toda una experiencia. Un placer al que contribuyen  el reconfortante sonido del agua, el verdor y la inmensidad de la Manga y el perfil, encalado y bello, de Villaluenga.

Explorada por primera vez en 1954 (sus protagonistas fueron los miembros del grupo Montesinos de Jerez; tuvieron que ser rescatados), parte de sus aguas afloran en manantiales muy cercanos a la localidad de Ubrique, a siete kilómetros de distancia.