Esculpida por las aguas del arroyo Bocaleones, esas que nacen en la falda del Pinsapar, la Garganta Verde es uno de los grandes tesoros naturales que 'esconde' la Sierra de Cádiz en sus entrañas. Un tesoro que se nos muestra en lo más profundo de un espectacular cañón que hace gala de toda la majestuosidad de la que es reconocida como una de las grandes bellezas naturales del mundo.

Descubrir las noches de Grazalema es adentrarse en una aventura que nos hará pensar que hemos retrocedido decenas de años en el tiempo, a no ser por la luz eléctrica. En invierno, esta experiencia podemos vivirla prácticamente desde las ocho de la tarde, cuando el pueblo queda casi desierto y la vida en las calles es simplemente testimonial.