El presente de una localidad es fácil recordar, conocer y ver gracias al boom de las tecnologías y al hecho de que cada vez resulta más fácil viajar. Sin embargo, si tenemos que echar la vista atrás y recordar cosas del pasado, las posibilidades se reducen conforme la fecha se aleja en el calendario.