Villaluenga

El cementerio de Olvera ha pasado a convertirse, oficialmente, en el Mejor de España relegando finalmente al de Villaluenga del Rosario a la segunda posición, una vez revisadas las votaciones del concurso organizado por la Revista Adiós Cultural. Además de este galardón, Villaluenga del Rosario logró acaparar la segunda mayor cantidad de votos en el apartado de Mejor Monumento, clasificación que también llego a liderar durante varios días. De esta forma, los dos mejores cementerios de España están en la provincia de Cádiz, con Olvera y Villaluenga del Rosario.

 

La provincia de Cádiz está de enhorabuena después de que dos de sus cementerios hayan finalizado en primera y segunda posición de las votaciones organizadas por la Revista Adiós Cultural para elegir el Mejor Cementerio de España. De esta forma, el máximo galardón ha recaído en el de Olvera, mientras que la segunda posición ha sido finalmente para Villaluenga del Rosario, dos bellezas que merece la pena visitar. 

 

Cementerio de Olvera, segundo mejor cementerio de España

 

El cementerio de Villaluenga del Rosario, además, estuvo a punto de ser elegido también como Mejor Monumento, clasificación que lideró durante varios días y que finalmente encabezó el camposanto cordobés de Cañete de las Torres, con la escalera al Cielo. 

 

 

Olvera sumó finalmente 1.426 votos tras una reñida votación con VIllaluenga, que concluyó el concurso en segundo lugar con 1.139 votos. El cementerio olvereño fue durante buena parte del concurso el preferido por los votantes de esta revista digital, especializada en el sector.

Se da el caso que a la conclusión de las votaciones, el pasado 30 de septiembre, Villaluenga encabezaba la clasificación, seguida de Olvera , pero tras un nuevo recuento de votos la organización determinó que el ganador era el de Olvera.

 

 En lo que respecta a la categoría de Mejor Monumento, Villaluenga también finalizó en segunda posición, justo por detrás del de Cañete de las Torres. 

Su vamor histórico y arquitectónico se refleja en su torre (se rehabilitó en 1722) y, muy en especial, en la planta de la que fue la antigua iglesia del Salvador, quemada en la Guerra de la Independencia.

Pese a que fruto de dicho incendio desaparecieron su cubierta y bóveda de crucero, la iglesia aún conserva el cornisamento de apoyo de la cúpula, que quedó suspendido sobre las pechinas, la mencionada torre y los muros externos.

Muros que sirven de abrigo a las sepulturas, que se distribuyen en nichos (los más antiguos incrustados en las paredes de la iglesia) y tumbas en el suelo.

Un espacio (el principal del cementerio) de carácter sagrado que os invitamos a conocer, a recorrer, de una forma diferente, a través de dos expresiones íntimamente ligadas a la historia y el arte, la música y la danza.

 

 

No te pierdas el especial sobre el cementerio de Villaluenga en https://www.laprovinciadecadiz.com/index.php/mas/especiales/cementerio-de-villaluenga