Provincial

Son las siete de la tarde, el cielo pinta un gris suave y el verdor de los montes del Parque Natural de Los Alcornocales se toma un breve descanso para dibujar un pequeño ‘campo de batalla’. La expectación es máxima, hay mucho en juego, y, poco a poco, los combatientes se dan cita ante la expectación de sus congéneres.

De pronto, un chasquido violento y seco rompe el silencio, dando paso a uno de los mayores espectáculos que nos brinda este mágico territorio de alcornoques centenarios.

Es la berrea, esa ceremonia que se anuncia con bramidos casi aterradores a lo largo y ancho del parque y que, llegado este tiempo, cita a los ciervos (venados) y sus espectaculares cornamentas en la lucha por las hembras.

Una ‘puesta en escena’ que, si eres amante de la naturaleza y de las experiencias únicas, no debes perderte. Experiencia a la que te acerca un buen número de empresas de turismo rural de la provincia.