Arcos celebra su I Ruta del Cuchareo

Por admin
0 Comentario 626 veces visto

Metidos de lleno en el otoño y a las puertas de la Navidad, el cuerpo nos pide platos calentitos y reconfortantes, lo que de toda la vida se ha conocido como cuchareo. Modalidad gastronómica a la que Arcos de la Frontera rinde homenaje hasta mañana domingo con la celebración de la ‘I Ruta del Cuchareo Tierra de sabores. Cuchara, mosto y pan’

Organizada por el Ayuntamiento de Arcos de la frontera y el joven cocinero arcense Damián Sánchez, en esta primera ruta toman parte nada menos que dieciséis de las sabrosas ventas y bares de las barriadas rurales de la localidad, que nos proponen platos tan de ‘hincar las rodillas’ como las Costillas de jabalí con patatas y setas, de la Venta Mesa Jardín.

La propuesta se antoja irresistible, ya que, al módico precio de 4 euros, se puede degustar un plato de cuchara, un buen mosto y pan. Además, quienes acudan a esta cita gastronómica, con cada consumición, recibirán un número con el que tomarán parte en un sorteo con premios como una noche de hotel para dos personas, desayunos, comidas y cenas.

Aquí te dejamos la relación de establecimientos participantes: Bares El Gamba, Montero, El Faisán y Punto de Encuentro, en Jédula. Mesón Vega de Arcos, Casa Cristina, Venta Rogelio y Venta Junta de los Ríos, en la Junta de los Ríos. El Bar El Camionero, en La Pedrosa. Venta Isabel, en la Vega de los Molinos. Mesón de La Molinera y Bar Club Náutico, en El Santiscal. Venta La Perdiz y Venta Merchán, en La Perdiz, y Venta Mesa Jardín y Venta Martín, en Las Abiertas.

 

Joya de la Sierra

Arcos es la puerta hacia la Ruta de los Pueblos Blancos y constituye una parada obligada en nuestro camino hacia la Sierra de Cádiz. Se trata de uno de los pueblos más peculiares de la provincia de Cádiz y también uno de los más conocidos internacionalmente. Su casco histórico es un mágico laberinto de estrechas calles, varias de las cuales conducen directamente hasta la plaza del Cabildo, donde se encuentra el Balcón de la Peña, un espectacular mirador situado a casi 100 metros de altura y localizado justo arriba del no menos espectacular acantilado. Un fenómeno natural que, según dicen, se fue formando por la erosión que iba produciendo el río Guadalete a su paso por este bello rincón. Sus casas-palacio (Mayorazgo, García de Veas y Matrera Abajo) son auténticas joyas, a las que hay que unir sus miradores (Cabildo, Abades, San Agustín y Peña Vieja) o su extraordinario Jardín Andalusí, en la parte trasera de la Casa-Palacio del Mayorazgo.

Comentar

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más

UA-93008076-1