Playita de Zahara de la Sierra, oasis serrano

Como se suele decir, hay destinos que lo tienen todo, absolutamente todo para convertirse en lugar de descanso y disfrute a lo largo del año, sea cual sea la época. Y, en la provincia de Cádiz, en su interior, una de esas localidades que cuenta con atractivos sobrados para atraer el interés de quienes buscan momentos especiales es Zahara de la Sierra.

Destino que, llegado el verano, a su espectacular entorno natural y patrimonio une de las playitas con más encanto de cuantas existen en Cádiz y, en especial, en la espectacular Sierra de Cádiz, en el norte del Parque Natural Sierra de Grazalema.

Acondicionada aprovechando el curso del río Arroyomolinos, a 500 metros de altitud sobre la franja litoral gaditana, es uno de los mejores refugios para quienes buscan refrescarse en lugares espectaculares (nos regala unas excelentes vistas de puertos como El Torreón o San Cristóbal), en los que, además, no sufrir los inconvenientes de los vientos de levante y poniente.

Oasis de interior en el que álamos, sauces llorones… conforman un ambiente agradable; su lámina de aguas naturales se regenera cada 20 días, siendo el elemento principal de un área creativa de 63.000 metros cuadrados con capacidad para 2.500 personas que, además, cuenta con tirolina, merenderos en los que poder dar buena de esos suculentos menús familiares y un chiringuito en el que tomar un café, un refresco, etc.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más

UA-93008076-1