Castillo de Vejer de la Frontera

Por admin
0 Comentario 293 veces visto

Atalaya dominadora y privilegiada de una de las poblaciones más bonitas de cuantas se localizan en la provincia de Cádiz y en todo el territorio nacional (no en vano está considerado uno de los Pueblos Más Bonito de España), el Castillo de Vejer de la Frontera es una de esas joyas patrimoniales que se antoja visita obligada.

El simple hecho de llegar hasta él es un auténtico regalo para los sentidos, ya que se accede a través de un laberinto de estrechas, empedradas y encaladas calles que son tan características de los pueblos de Cádiz.

Edificado, como tantos otros de la provincia, sobre los restos de un castillo árabe, se accede a su interior a través de una puerta de arco de herradura, enmarcada por un alfil esculpido.

Su patio principal nos conduce a su antiguo aljibe y a distintas estancias, una de ellas una vivienda particular.

En su parte más alta encontramos el patio de armas, desde el que se accede a las almenas, que nos ofrecen algunas de las vistas más privilegiadas del espectacular casco histórico de Vejer de la Frontera y de la comarca de La Janda, con su franja litoral al fondo.

Como curiosidad, en su interior existe una placa conmemorativa del hermanamiento entre la ciudad y la localidad marroquí de Chauen, que, según cuenta la leyenda, la mandó construir el emir marroquí Sidi Ali Ben Rachid para que su amada, la vejeriega  Catalina Fernández (hermosa muchacha de clase noble), no echara de menos a su pueblo natal.

Apuntar que recientemente el Castillo de Vejer fue sometido a una actuación de rehabilitación.

COMO LLEGAR

Comentar

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más

UA-93008076-1