El descorche en el Parque Natural de los Alcornocales

Por admin
0 Comentario 2257 veces visto

En la provincia de Cádiz hay muchas cosas que ver, de las que disfrutar a lo largo del año, algunas tan espectaculares y singulares como el descorche. Tradición que perdura desde hace cientos de años y que está íntimamente ligada a uno de los escenarios naturales más sobresalientes que existen en la provincia de Cádiz y Europa, el Parque Natural de los Alcornocales.

En esta auténtica joya natural, en la que habita la mayor masa de alcornoques de la Península Ibérica, llegado este tiempo tiene lugar una liturgia que consiste en la separación por desgarro de la corteza o cáscara que reviste el alcornoque. Tarea que exige de una gran especialización  para hacer el mínimo daño al árbol, obtener las mejores piezas y favorecer ‘cosechas’ futuras.

Observar a los descorchadores desde primeras horas de la mañana en los montes gaditanos es una auténtica gozada, ya que se trata de un proceso totalmente artesanal, quirúrgico, en el que cada movimiento tiene una gran trascendencia para lograr los mejores resultados.

Una vez descorchados, son los arrieros con sus mulos, los que trasladan las grandes placas de corcho, ya que dicha extracción se hace en pleno monte, donde es imposible acceder con cualquier vehículo.

El corcho extraído se emplea para una gran número de usos, pero el principal y más valorado es la fabricación de tapones para el vino. Y es que el tapón de corcho, a diferencia de los de plásticos, a la vez de ser hermético a los líquidos, es permeable al aire. Así, paulatinamente, el aire oxigena al vino. Este intercambio gaseoso, con una penetración de oxígeno lenta y continua, influye positivamente en la evolución del vino: estabilización del color de los vinos tintos, suavización en boca. De ahí que no exista un gran vino cuyo tapón no sea de corcho

Asimismo, el corcho es empleado en la producción de paneles con fines acústicos o de carácter decorativo, en la fabricación de colmenas, aislantes, parquets y otros elementos o materiales de construcción, juntas de automóviles, calzado, papel de corcho, confección de ropa y otros objetos de uso diario, etc.

Memoria del corcho

Si te interesa adentrarte en el apasionante mundo del corcho, te proponemos que visites el Centro de Visitantes del Parque de los Alcornocales. Esta instalación, que se localiza en uno de los grandes municipios corcheros de la provincia de Cádiz, Alcalá de los Gazules, es una suberoteca. En ella, además de contener un espacio expositivo que te acerca al mundo del corcho desde todas sus facetas, contiene nada menos que muestras de corcho de 1.800 montes de toda Andalucía. Se trata de estudios de corcho de montes públicos y fincas privadas que arrojan una gran información sobre el producto, ya que éste varía (humedad, porosidad...) de un monte a otro. Por haber, hay muestras de corcho de Despeñaperros, Sierra Morena oriental, la zona de Huelva, Aracena, Hinojos, Sierra norte de Sevilla, Córdoba, Andújar, incluso del alcornocal que está situado a mayor altitud del mundo Haza de Lino (Granada). Solo hay otro centro de estas características en España, concretamente en Extremadura.

Comentar

UA-93008076-1