Muñecas Marín regresa a lo grande

Por admin
0 Comentario 709 veces visto

¿Quién no se acuerda de las famosas Muñecas Marín? Aunque no lo parezca o a las nuevas generaciones les coja algo descolocadas, las famosas Muñecas Marín (creada por el chiclanero José Marín) marcaron a más de una generación, convirtiéndose en marca del que hoy es uno de los destinos más prestigiosos y visitados de la provincia gaditana, Chiclana de la Frontera.

Habitual en la parte superior de los televisores o en las estanterías de esos sobrecargados salones de caoba u otra madera noble, las Muñecas Marín conquistaron todos los hogares de España y de otros muchos países, convirtiéndose en referente de un territorio que por aquel entonces dominaba el famoso toro de Osborne.

Hoy, décadas después de que la fábrica chiclanera cesara su actividad, Muñecas Marín retorna al primer plano de la mano de una campaña de publicidad de una de las principales marcas de cerveza, Cruzcampo, que con este nuevo spot da continuidad a aquel, de gran éxito, que, de forma virtual, protagonizó la jerezana Lola Flores con su ‘Acento andaluz’.

Spot del que es protagonista  la actriz y bailaora Carmen Avilés, que luce un imponente vestido de 30 kilos, creación es una creación de Leandro Cano.

Más de 3.000 horas de trabajo para llevar los oficios y la artesanía andaluza a la alta costura flamenca. “Es un traje tradicional para una mujer moderna, una gitana fuerte que literalmente se echa los volantes a la espalda para comerse el mundo”, explica el diseñador jienense. Durante el proceso, Cano contó con la asesoría de Ernesto Marín, de Muñecas Marín, para vestir una de las muñecas de la desaparecida fábrica de Chiclana con una réplica en miniatura del traje.

‘Gitana’ ha sido rodado en formato cinematográfico de 35 mm durante cuatro días. Tres por las calles y avenidas de Jerez de la Frontera y Cádiz y uno más para convertir la antigua cárcel de El Puerto de Santa María en un plató. De hecho, Andalucía es uno de esos personajes invisibles que ayudan a entender la transformación del personaje. En la pieza, se pueden ver muchas de sus caras: una inicial más costumbrista, enraizada, en las callejuelas y sus bares donde se juega al dominó y se toman los caracoles en vasos de cristal; poco a poco va mutando a espacios más abiertos, modernos y luminosos para finalizar en un gran plano aéreo en el que se puede contemplar a todos esos jóvenes que “se han quedado” y que miran al futuro orgullosos de lo que son y de dónde son.

El film rebusca en la cultura popular andaluza, presente en cada fotograma, como el dedicado al cantante de sevillanas El Pali o al rockero Silvio. En dicho recorrido, también se cruza con Martirio, quien realiza un cameo como pionera de las gitanas modernas ‘arreglás pero informales’.

‘Gitana’ es una fábula que guarda un gran paralelismo con el viaje que la marca Cruzcampo está haciendo, y también con el de esa Andalucía joven que afronta su futuro de forma desacomplejada, que como la protagonista dice ‘aquí estoy yo’”, explican desde Cruzcampo. El spot termina de forma coral con la participación de muchos nuevos rostros que manosean las raíces para hacer cosas distintas. Como Jorge el del Llorón, un artista que a través del tatuaje ha conectado con una generación que quiere llevar en la piel su identidad andaluza; Sara Gómez (ArteKm22) que se inspira en la tradición de los trajes de gitana para hacer prendas y complementos urbanos y actuales; el músico y productor sevillano de ascendencia senegalesa Negro Jari; o los creadores de contenido @su_penkissima y @malacara, que interpretan y fusionan cualquier realidad con la andaluza.

Si quieres saber más y revivir aquel tiempo de extraordinarias creaciones, solo tienes que ir a Chiclana y visitar el museo de Muñecas Marín, en el que se cuenta la historia de esta icónica muñeca y se muestran algunas de las artísticas creaciones llevadas acabo a lo largo de su dilatada y exitosa historia.

Comentar

UA-93008076-1