El Palmarillo, quesos artesanales

Por admin
0 Comentario 1974 veces visto

Hay paisajes que marcan, que imprimen carácter. Paisajes de sabor que se proyectan sobre entornos naturales costeros del litoral gaditano; que atrapan y en los que, con todo eso, se elaboran productos que resultan únicos, exquisitos, simplemente inimitables y, no pocos, desconocidos por la gran mayoría.

Bocados totalmente artesanales que, sin hacer ruido, van conquistando los paladares, desde los más humildes y desentrenados hasta los más exigentes y exquisitos, como es el caso de los quesos El Palmarillo.

Estela Mariscal, quesera

“Mi novio y su familia han sido siempre ganaderos y, como en otras tantas casas de ganaderos, mi suegra ha elaborado queso para consumo propio desde siempre”. “Viéndola a ella”, explica, “se despertó en mí una pasión que, más tarde me llevó a realizar cursos especializados y a adentrarme en un oficio artesanal sacrificado pero muy gratificante por la calidad de los productos”.

Con una producción reducida, la calidad de los quesos de El Palmarillo reside tanto en la maestría de Estela Mariscal para elaborarlos como en la calidad de la leche que obtiene a diario de su rebaño de ovejas lacune (lacona), raza de origen francés con grandes cualidades lecheras.

Productos artesanos y naturales

Nuestro rebaño está compuesto por unas 180 cabezas y se alimenta en el campo; en un entorno en el que encuentran pastos frescos”, se siente la brisa del mar y desde el que se divisa el azul de las aguas de Bolonia.

“Es una tarea sacrificada, pero lo recompensa el hecho de poder elaborar quesos de oveja de calidad en una zona, el Campo de Gibraltar, en la que siempre han primado los de cabra”.

El Palmarillo elabora quesos frescos, ‘sazonados’ (unas diez horas) con sal de las marismas del entorno y listos para consumir de forma diaria. Asimismo cuenta con quesos semicurados (dos meses, pieza de un 1 kg) con pimentón y romero, y curado (entre tres y cuatro meses, pieza de 1 kg) normal, con pimentón y romero.

Yogures exquisitos

Además de quesos artesanales espectaculares, El Palmarillo se ha especializado y ha elevado su prestigio gracias a sus yogures naturales. Elaborados a diario con la leche de su rebaño de ovejas, se acompañan con un delicado fondo de mermelada de fresa y melocotón. También los tiene naturales, con o sin azucarar. Y es que si sus quesos son extraordinarios, los yogures no se quedan atrás.

Wanaka Tarifa

Si queréis probar los quesos de El Palmarillo en un contexto gastronómico perfecto, os recomendamos un establecimiento que ha hecho de ellos y de sus yogures elemento esencial en la composición de algunos de sus platos. Os hablamos de Wanaka, localizado en Tarifa (Avenida Andalucía, 19). Con una propuesta saludable, que se asoma al mundo y que apuesta decididamente por los productos artesanales del entorno, la cocina de Wanaka prepara con el queso curado El Palmarillo un impresionante crep marroquí y con su yogurt, un sabroso bol acompañado de fruta fresca. Os lo recomendamos!!!

Comentar

UA-93008076-1