¿Sabes qué municipio gaditano produce más miel artesanal?

Por admin
0 Comentario 744 veces visto

Antes, mucho antes de que los pradenses hicieran de estas tierras su particular paraíso, este espacio abrigado por los parques naturales Sierra de Grazalema y Los Alcornocales ya era sobrevolado por ellas, las abejas, en busca de néctares impregnados de aromas únicos.


Paraíso floral de abejas con el que los pobladores de estas tierras serranas tardaron en aliarse hasta hacer de ella, la miel, uno de sus mayores símbolos de identidad, sostenibilidad y, sobre todo, futuro.


Concretamente, no fue hasta principios del pasado siglo, años veinte, cuando los habitantes de Prado del Rey vieron en la miel ese producto con el que poder sacar adelante sus familias en tiempos de escasez.

Orígenes con nombres y apellidos concretos, Juan Gómez Oñate y Juan Cabrera Puerto, pradenses que emplearon la miel como ‘moneda’ de trueque para poder obtener otros productos de primera necesidad.

Lo que seguramente no sabían ni Juan Gómez ni Juan Cabrera es que ese gesto de supervivencia daría paso a una tradición que se convertiría en bandera de un pueblo que ya no sabría vivir sin la miel de sus abejas.


Y es que la miel, su paciente ‘cultivo’ transhumante, se ha convertido en parte del ADN de los pradenses, que, generación tras generación, han ido heredando la pasión y, sobre todo, la sabiduría de sus antepasados en torno a una de las más viejas pobladoras de la tierra, de sus espacios naturales.

De ahí que hoy, en Prado del Rey, se concentre en torno al 50% de las colmenas de la provincia y que de ellas vivan alrededor de 40 familias, regentando en torno a 30.000 colmenas. Es más, el 70 por ciento de la miel que se exporta en la provincia procede de este municipio serrano.


Rica y de gran valor nutricional

Cuenta la historia que los habitantes de Mesopotamia y Egipto consideraban la miel como uno de los bocados más preciados, no solo por su exquisito sabor y aroma, sino porque, debido a su baja concentración de agua, era ideal para la conservación de otros alimentos, caso de frutas y dulces. Propiedades que, pese al paso de los siglos, la miel aún mantiene, así como otros valores nutricionales y propiedades que la convierten en uno de los bocados saludables más antiguos del mundo. Cualidades como su alto poder antioxidante o su alta concentración de vitamina B, muy importante para el sistema nervioso. Asimismo, la miel, la de gran calidad, como la de Prado del Rey, debido a sus propiedades antibacterianas es muy beneficiosa contra los dolores e infecciones de garganta, además de facilitar la digestión. También ayuda a mantener el corazón sano, ya que favorece la cantidad de sangre que llega a este a través de las arterias y, gracias a la fructosa que contiene, ayuda a combatir los excesos del alcohol, acelerando su oxidación por el hígado.

Comentar

UA-93008076-1